Día 12 – Santiago de Compostela

De Monte do Gozo a Santiago de Compostela

24/06/2016 Viernes, destino final Santiago de Compostela

Apenas cinco kilómetros de camino nos separan de Santiago. Dijimos de no madrugar, pero nos despertamos a la misma hora de todos los días y no sabemos estar quietos.

Salimos muy pronto de Monte do Gozo. Tan pronto que no encontramos un sitio para desayunar abierto hasta muy cerca de la Plaza del Obradoiro.

Entrando en Santiago
Entrando en Santiago de Compostela

Tan pronto, que aún no estaba el gaitero en el arco de entrada. Hacemos la entrada en silencio en una plaza casi vacía. Y me vienen imágenes, que se mezclan con las de hoy, de mi entrada el año pasado, con los amigos del Equipo Norte, los amigos de Salvador, mis amigos Santos y Miguel Angel.

Las oficinas de atención al peregrino, ya no están donde estaban hace un año. Un lugar más amplio y con un sistema como las cajas del Decathlon, ‘pase a la ventanilla n° x’. Me toca la número 1.

Tres peregrinos
Tres peregrinos
Haciendo fila
Haciendo fila

Es la primera vez que no me preguntan el motivo de la peregrinación. Me adjudican ‘de oficio’ la de motivos religiosos. No digo que no. Este año me han dado muchos encargos para el Santo y no es para andarse por las ramas.

Después viene la sesión de fotos con la Compostela. La plaza de las plazas se va llenando. Van llegando peregrinos que no conocemos. Y van llegando los peregrinos conocidos. Allí está Heike, besos, abrazos, enhorabuenas. Por allá va Enrico, saludos, abrazos,… más tarde aparecen Mary y Maywes, las chicas francesas, más besos (es que son dos), abrazos,… unos peregrinos franceses que han viajado con un burro, todos a hacernos fotos, como si fuera el único burro en la plaza!.

Contentos con el "diploma"
Contentos con el «diploma»
Con Heike la guapa
Con Heike la guapa

Viene a nuestro encuentro Ángel, compañero peregrino del año pasado por el Camino del Norte. Nos tomamos una necesaria cervecita con él charlando del momento actual y del recuerdo.

Con Ángel
Con Ángel

Hemos cogido un hotel cerca de la estación de tren, para tener que andar poco mañana. Hotel México, en la Av. República Argentina. Dejamos allí las mochilas y regresamos al centro.

Visitamos la Catedral, la entrada de la Plaza del Obradoiro sigue cerrada y cada vez hay más torres con andamios. Pasamos a saludar al Apóstol, le doy un abrazo más sentido que el año pasado y le recuerdo los encargos que llevo, no son pocos. Hasta me porto bien y hago caso del cartelico de no hacer fotos, y por cierto, que fui el único.

Santiago, allá a lo lejos
Santiago, allá a lo lejos

Nos dicen que habrá misa con Botafumeiro por la tarde y esperamos a ella.

Seguimos paseando por la plaza, siguen llegando peregrinos conocidos, el grupo de italianos, Dejan el esloveno, unas chicas americanas,… volvemos a saludar a todos.

Hemos buscado un sitio para comer una mariscada, Ángel nos ha recomendado el O Cándido. Nos ha parecido caro. Hemos ido a otro más barato y nos ha parecido una mierda. Suele pasar. Me lo apunto en la agenda de «No volver a hacer»

Café y helado en el Casino de Santiago de Compostela. Muy elegante pero otra vez, mejor a otro lado.

Un selfie en el Casino
Un selfie en el Casino de Santiago de Compostela

Compras en Santiago. Casal Cotón con sus aguerridas comerciales se las ha llevado todas. Santos y Miguel Ángel han comprado quesos para toda la familia. Yo me limito a probar tartas de Santiago y chupitos de orujo, que el ser prescriptor también tiene su recompensa.

Cuando queremos ir a la misa con Botafumeiro incluido, nos damos cuenta de que la catedral está llena y las puertas habilitadas tienen una fila kilométrica. Aunque es viernes es fiesta en Galicia por San Juan y eso se nota. Para colmo de colmos nos enteramos de que también ha habido Botafumeiro por la mañana. Si nos sirve para aprender, bienvenido sea.

Santiago, 2006

Por fin nos encontramos con el amigo Enrique y nos vamos a cenar a Casa Manolo. Es la primera vez que la visito, siempre me hablaban de ella y al final acudíamos a otro sitio. Me pareció bien, su tipismo y sus platos.

Extraída de la web de Casa Manolo
Extraída de la web de Casa Manolo

Aún nos da tiempo de ver a los tunos en los soportales de la plaza, frente a la Catedral. Son los mismos del año pasado, se ve que este año tampoco ha aprobado ninguno.

La tuna pasa. Pero no de Curso
La tuna pasa. Pero no de Curso

Casi de noche regresamos al hotel, ducha, toalla, sábanas blancas. No hay nada como dormir en el saco en lo alto de una litera para notar la diferencia.

Con esta crónica doy por concluido el Camino Primitivo. Muchas gracias a los que me habéis acompañado en el mismo Camino, a los que me habéis animado desde Facebook y a los que habéis dejado vuestros comentarios en el blog.

Y para rematar, la foto que nos hicieron a la llegada a Zaragoza.

IMG_20160626_155128

y si Dios quiere, continuará

Antonius Compostellam
Antonius Compostellam

Todas las etapas del Camino Primitivo

#caminoPrimitivo2016

4 pensamientos en “Día 12 – Santiago de Compostela”

  1. Antonio…. enhorabuena! Me ha encantado cruzarme contigo en el camino Primitivo. Cuando me pasaste en Hospitales con la lluvia fuerte, el viento constante de la derecha, el frío horrendo y humedad de arriba hasta abajo, me enganché a tus pies para seguir el camino y seguir caminando, pasando las horas de sufrimiento, empapada, esperando que volvamos a encontrar un sitio seco y más calentito pronto. Has sido como un faro en la montaña, que yo estaba ya harta del frio y la lluvia. Es cuando me contaste que el año anterior venias desde Berlin, mi capital, y te admiro, chapeau, Hut ab, todo mi respeto, eres un crack! Gracias por haber compartido momentos y reencuentros varios en este camino.
    Un gran abrazo,
    Heike

    1. Heike, que bonitas palabras, cuánto te las agradezco. En el camino todos somos importantes para los demás, y tu lo fuiste para mi.

  2. Que buen día echasteis en Santiago y que pena que no pudiese estar con vosotros. Me hubiera podido despedir de los demás como Heike, Dejan, Ruben, Enrico etc…
    Bien lo has dicho Antonio al afirmar que continuará, pues la magia del camino es única y los que la hemos probado sabemos que es una experiencia única. Un abrazo con todo mi cariño y afecto para todos y mi más sincero agradecimiento por brindarme una de las cosas más bonitas y puras de la vida que es la amistad.

  3. Peregrinos ya estáis en casa, echareis de menos el dormir en los albergues , ja, ja , ja
    Y sobre todo os acordareis de todos esos peregrinos que a lo largo del camino os han acompañado compartiendo alegrías y penas del camino (eso si mas alegrías que penas).
    Llegasteis a vuestro Santiago y regresasteis a Zaragoza con vuestra Virgen del Pilar.
    Bienvenidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.