Día 2 – Beelitz

De Teltow a Beelitz

15/05/2015 Freitag, caminando hacia Beelitz

Así de bonito es nuestro camino
Así de bonito es nuestro camino

Hoy 33 km, apenas señalizados, pero el Camino empieza a tomar forma, ya podemos comprobar que pasa por donde vamos y de vez en cuando encontramos indicaciones. Paisajes muy bonitos, campos de cereal y bosques de pinos.

Hoy hemos llegado a Beelitz a eso de las cuatro de la tarde, bastante cansados, una buena cerveza nos dio una alegría que duró hasta que comprobamos que no había una solo sitio para pasar la noche. Esta es una zona de esparragos ‘spargel’ y hoy se celebra la Fiesta del Esparrago. Por fin nos trasladamos a cinco km al Hotel Gustav. Algo caro para unos peregrinos, menos mal que somos ‘pudientes’. Para cenar: espárragos.

He decidido pasar de la tablet, apenas la he usado y pesa un kilo. Que para un ratico no es nada pero en 3000 km se notará. La dejo en el Gustav con ropa de Salvador que tampoco necesita y pasaran a recogerla los de DHL. Entre la tablet y alguna cosa que hemos ido perdiendo, la mochila de aligera bastante.

IMG_20150515_141645

IMG_20150515_113626

Cerveza fin de etapa en Beelitz
Cerveza fin de etapa en Beelitz

 Y aunque acabo muertecico, como no quiero que sufráis por mi, me saco una foto así como para decir que todo va bien.


Estamos hospedados en:

Hotel Gustav
Paracelso Ring 2
14547 Beelitz
Tel.: + 49- (0) 33.204-47 330
Fax: + 49- (0) 33.204-47 359
info@landhotel-gustav.de

Gustav de Beelitz
Gustav de Beelitz

Hoy no ha sido nada fácil lo de encontrar alojamiento. Los pocos sitios que tenía Beelitz estaban llenos por la fiesta. No sabíamos ya donde meternos. A Salvador que es un experto en “grandes travesías” se le ha ocurrido el ir a la Polizei. Ya no nos importaba dormir en un calabozo si hubiera sido necesario, pero no ha habido necesidad de delinquir. Los policías se han portado de maravilla, han llamado a varios sitios hasta dar con el Hotel Gustav que tenía una habitación libre. También han llamado al taxista.

Alcahueteando por el Hotel Gustav de Beelitz

El hotel, como podéis ver es guapo. Por dentro había motivos de caza, bichejos disecados y aparejos. De comer pasamos, por las horas de llegada es imposible encontrar nada abierto. Menos mal que nos solemos llevar un bocadillo que preparamos con lo del desayuno y esto nos permite llegar sin sufrir demasiado a la hora de cenar, que es las siete o las siete y media.

La cena muy elegante, ensalada de espárragos, muy tiernos, nunca los había comido así. Y una carne de nosequé. Mesita con velas.

#BerlinSantiago2015


Sello de Beelitz
Sello de Beelitz

#BerlinSantiago2015


4 pensamientos en “Día 2 – Beelitz”

  1. Venga Antuan, ya queda menos, que son para ti 33 kilometros, ánimo peregrino, desde Zaragoza y el melenas te da mucha fuerza. Otro golpe de riñon, venga… y buena pinta tiene esa birra.

    Saludos y buen camino.

    1. Hola Charo, ya desde casa, volviendo a leer el blog, te contesto y así me sirve también de recordatorio. La mochila en la facturación del aeropuerto pesaba 12 kilos. Ahora hay que poner otro adicional por las botellitas de agua.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.