Gestiones en los Consulados

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

En Zaragoza sólo tenemos Consulados Honorarios.

Los consulados y consulados honorarios son representaciones consulares del país emisor en el extranjero. La diferencia radica en las funciones y el personal de estas representaciones.

El Cónsul Honorario no es un funcionario del estado, mientras que el Cónsul (de carrera) si lo es, el cónsul honorario puede ser de cualquier nacionalidad, mientras que el funcionario de carrera tiene que tener la nacionalidad del país que representa.

Los cónsules honorarios no reciben salarios ni presupuestos para cubrir los gastos de oficina.

Las funciones del Cónsul Honorario están limitadas.

Por ejemplo, el cónsul honorario no expide pasaportes, ni realiza tramites de nacionalidad, ni actúa en la política interna del país  el cónsul honorario facilita los formularios para la obtención del pasaporte y otros tramites y los envía a la embajada o consulado correspondiente para su emisión.

Al igual que la carrera consular, también hay categorías de cónsules honorarios:

  • Cónsul General Honorario

  • Cónsul Honorario

  • Vicecónsul Honorario

  • Agente Consular honorario

Los cónsules honorarios tienen inmunidad diplomática  la diferencia entre el personal de carrera, es que solo los cónsules honorarios poseen de un pasaporte especial, pero sus familiares no tienen estas inmunidades.

Visité el Consulado de Francia y el de Alemania para pedir información para este viaje.

En el Consulado Honorario de Francia en Zaragoza, que está en la Calle Amar y Borbón, 5 y tiene como titular a D. Rafael Emmanuel Ledesma, me dijeron que aquello no era una agencia de viajes, cosa, que por otra parte, ya sabía yo.

En el Consulado honorario de Alemania en Zaragoza, que está en la Calle Cinco de Marzo 7, 1º I y tiene por titular a Dª María López Palacín, la persona que me atendió, tal vez la propia Sra. Cónsul, tomó nota de lo que necesitaba y me dijo que volviera otro día que trataría de localizar algo. Y aunque ya había conseguido por Internet mucha de la información, volví recientemente. Se acordaba de mi y me dio una guía de Berlín. Se lo agradecí enormemente, más por el hecho de que se acordara de mí, que por la guía. Le prometí que una vez acabado el Camino volvería para informarle de todo.

De esto de los consulados que he puesto arriba, no tenía ni idea, y ahora ya veis cuantas cosas sé. Es que no hay nada como viajar para aprender, y eso que aún no he empezado a andar.

banderas

Siguiente Anterior
 Los idiomas Las listas

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *