Los idiomas

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Sin hablar nada de alemán, tres palabras en francés y apenas dieciséis en inglés, voy a ser un peregrino de lo más callado, me resarciré al volver a entrar en España.

Al principio pensé en buscarme un profe de alemán, pero rápidamente me lo quitaron de la cabeza, mucho mejor dijeron, que te pongas al día con el inglés, que te suena más y que además es la segunda lengua de los alemanes desde pequeñitos. Y en ello estoy, he desempolvado el Follow Me, aunque quiero aprenderme unas cuantas frases de cortesía en alemán, como bite* (esa es fácil y me la he aprendido pronto), siempre que pida cerveza, la suelto. “Buenos días”, “Buenas noches”, “Que aproveche”, “Perdón” y unas pocas más.

Por otra parte confío que siendo yo quien va a pagar en los albergues, restaurantes,… tengan el detalle de quererse dar a entender.

*Si se escribe “bitte” pero lo que me interesa es cómo tengo que decirlo.

babelLa culpa el orgullo humano
Beneficiarios las academias de idiomas

Siguiente Anterior
 La mochila Gestiones en los Consulados

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *