Día 84 – Frómista

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook30Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

#RomaSantiago2017

12/08/2017 Sábado

Castrojeriz – Frómista

El albergue municipal de Castrojeriz es una única sala en la que están todas literas. Los ratos que estaba despierto era una sinfonía de ronquidos en distintos tonos y a diferentes tiempos. Posiblemente, cuando yo dormía, me unía a ellos haciendo segundas voces.

No he querido ser de los primeros. He esperado a que estuvieran casi todos levantados para hacerlo yo. Enciendo las luces, no entiendo que veinticinco personas vayan de culo buscando cosas en la oscuridad por que hayan dos o tres que no se levanten.

Desayuno un café con leche frío y salgo a caminar. Abrigado. Subirán las temperaturas pero por la mañana hace fresco.

Hoy, para empezar a calentar, encontramos el alto de Mostelares, un doce por ciento para subir y un dieciocho por ciento para bajar. Suaves subida y bajada, si comparo con otras.

Después de nuevo al llano. Campos de cereal amarillo pajizo y manchas de amarillo intenso de los campos de girasoles.

El antiguo hospital de San Nicolás, ahora albergue de peregrinos. Una visita a su interior, me invita la hospitalera italiana a un café de la misma nacionalidad. Muy agradecido.

Santiago peregrino

El puente de Itero sobre el río Pisuerga separa la provincia de Burgos de la de Palencia.

Primer pueblo palentino, Itero de la Vega. El segundo Boadilla del Camino, con su Rollo de Justicia. Columna donde se encadenaba a los reos antes de ser juzgados.

Después de Boadilla, se llega a Frómista acompañando al Canal de Castilla.

Exclusas del Canal de Castilla

Frómista. Me hospedo en el albergue privado Estrella del Camino, un tres conchas según la guía de turismo de Castilla León. Y si, está bien, trece euros con desayuno.

Como en el Asador Villa de Frómista. Me quedo sorprendido, ocho langostinos a la plancha, un euro. Y comer, también muy bien.

Visita a las iglesias de Frómista, la de San Pedro y especialmente la de San Martín, la mas bonita y representativa de la villa.

Busco a San Martín con su capa, pero aquí lo tienen vestido de obispo. Un recuerdo para mis amigos de Salillas de Jalón.

San Martin, de obispo

No ceno, he comido bien y no lo hecho en falta. Me dedico a escribir. Llevo un día de retraso con las crónicas y no consigo recuperarlo.

Mañana iré a Carrión de los Condes. Está cerca, a unos veinte kilómetros. A ver si consigo recuperarme de la rodilla, aunque una vez caliente no me molesta para andar.

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook30Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Día 84 – Frómista

  1. Francesc Farrés Farrés dijo:

    Hola Antonio, me acuerdo muy bien de esta zona, el Pisuerga fronterizo, el canal… que siempre habia creido que era para transportar el agua y resultó que eran las “autopistas” para el transporte, bueno siempre se aprende. Cuidadin con la rodilla…un saludo desde Igualada

  2. Laura Ortego Domingo dijo:

    Hola me imagino que te as metido al cuerpo 2 raciones de esos langostinos aquí en Zaragoza ya me cuestan más caros y los tengo que hacer yo seguro que eran eso,cuidate la rodilla vallamos a tener otro cojo en la rondalla buen camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *