Día 61 – L’Isle de Noé

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook89Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

#RomaSantiago2017

19/07/2017 Mercredi

Auch – L’Isle de Noé

El despertador a las seis, todos a la vez. La hora de propina me ha sentado bien. Silvio ha hecho el café y tras desayunar hemos salido todos menos Petra, que lleva otro ritmo.

Juntos por las primeras calles hasta llegar a las afueras, luego como el pelotón de la Vuelta, vamos estirándonos, unos delante otros detrás.

Voy un rato con Silvio, también tiene sesenta y cinco, en junio. Somos tres de esa edad. La flor de la vida.

Carreteras estrechas sin trafico y caminos bajo arbolado, sin dificultades.

En un momento el sol se oculta y se pone todo oscuro. Todo indica que nos vamos a mojar. Hago el ritual de siempre, poner la funda a la mochila y yo el chubasquero, y también pasa lo de siempre, que se arregla el tiempo. Yo, de todas maneras, empapado, el chubasquero no transpira.

Salvo esos sustos, buen tiempo para caminar.

Hasta seis kilómetros antes de L’Isle de Noé no he parado. Allí, en Barran, había un market donde hemos comido algo.

En el último tramo utilizo la técnica del alcorce y saco una ventaja de veinte minutos.

Cuando han llegado al albergue yo ya me había tomado la cervecita de bienvenida que me ha puesto Edna y había hablado con Chiharu (mil primaveras), japonesa que está arreglando el jardín.

El albergue es una casa grande con jardín y piscina sin agua. En la parte de arriba están los dormitorios. Un cuarto con dos camas y ducha para Joo y para mi.

Silvio y Henri continúan ocho kilómetros más aunque mañana iremos al mismo pueblo. Aquí estamos Sophie, nosotros dos y la pareja de alemanes de Gimont.

En el pueblo este no hay gran cosa, casi nada, comemos también en el albergue, nos hacen una ensalada, patatas aliñadas y rollos de jamón.

Aún doy una vuelta por el pueblo y visito un castillo del siglo XIII en el que hay una exposición.

Pero acabo cansado de no hacer nada, esto también agota, dejar pasar así la tarde. Leo en la guía Miam Miam Dodo sobre el camino francés, en el apartado Bares, que son una institución en España y que un español sin bares puede caer en una fuerte depresión (tal cual pero en francés). ¿Tópico?

Pronto llega la cena, los cuatro peregrinos y Chiharu. Ensalada, fritada (ratatuille), pure de patatas con carne, quesos, y postre.

Animada conversación gracias a Sophie que me traduce.

Mañana iremos, por lo menos, Joo y yo, a Marciac, esta a treinta y algo, pero si estamos atentos lo dejaremos en veintiocho.

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook89Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Día 61 – L’Isle de Noé

  1. JESUS ANGEL BERNAD dijo:

    Buenos paisajes y pueblos bonitos aunque sean pequeños. Tranquilo que en 4 días pasas la frontera y por lo menos la comida será otro cantar. Se te ve contento, eso quiere decir que las ruedas han dejado de dar problemas. Saludos.

  2. Nati dijo:

    Que bien Antonio. De chupi pandi el camino se hace mas ameno no?? Al menos no falta conversación versatil!! Como ya queda poco para pisar territorio español, tienes que liderar el equipo eh? El pabellón bien alto!! Bueno que descanses y a ver si os hace buena mañana para llegar más fresquitos (es un decir…lo de fresquitos claro) un abrazo campeón!!🙅

  3. Angel Arnas dijo:

    Que mesa más concurrida como sigas haciendo amistades van a tener que cerrar los albergues para vosotros solos …animo y adelante

  4. María jesus dijo:

    Todo genial, ya lo leo, camino, tiempo, buena y alegre compañía , buenas tertulias, comida y rica cerveza, la sal de la vida vamos. Sigue así y adelante, el fin de semana….. España no?.

  5. Laura dijo:

    Vaya multitud estáis en el albergue comparado con días atrás!!! Se te ve muy animado y con energía así que seguro que la mochila pesa menos mañana.
    Vamos valiente!!!!!

  6. Aleix dijo:

    Hola Antonio! Veo que vais a grupo a ratos eso es divertido para distraer la mente.no se si comeis mejor o peor que en italia pero si diferente,tendras que esperar entrar en España para comer como de costumbre y bien y con el horario nuestro.
    Me podrias decir que aplicacion en el movil utilizas el GPS.? gracias y ha seguir valiente.👣👣👣

    • aladren dijo:

      Pues antes utilizaba OruxMaps que es muy buena. Todo el viaje de Berlin con ella. Pero ahora utilizo Maps.me que me va estupendamente, antes no la sabia manejar como ahora.

  7. Antonio Hernández dijo:

    Vaya cuadrilla os habéis juntado, no os aburrireis, mejor más ameno y entretenido, y seguro que el ambiente es de cordialidad, como tiene que ser. Ya te queda menos para comer como mandan los cánones, que como dicen, como en España no se come. Se te ve con “alegría y contento” como dice la Jota, sigue así, que nos gusta verte con esa sonrisa todos los días. Mucho ánimo y buen camino.

  8. Javier Guerrero dijo:

    buenos días compañero, observo que estás en un sin vivir (de alegría), se te ve jovial y físicamente estupendo, no como yo que me ha salido una ampolla en el dedo gordo del pie izquierdo pero mañana otra vez a andar, le pondré una tirita y arreando.
    La compañía sigue siendo buena y variada y las veladas también, eso hace que al día siguiente salgas con nuevas ilusiones, o no.
    Faire une petite rencontre un moment spécial … Ce sont les moments qui seront gravés à jamais dans votre cœur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *