Día 41 – Pourrières

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook57Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

#RomaSantiago2017

29/06/2017 Jeudi

Le Val – Pourrières

También he salido pronto y sin desayunar. Llevo en la mochila cuatro ‘coquitos’, esas galletitas de coco.

A Bras llego en menos de dos horas, si, yo también me he sorprendido. Allí me he tomado un cafeolé. Dos sesenta euros, precios para decir olé.

Al siguiente pueblo, Saint Maximin la Sainte Baume en otras dos. También paro un rato a ver la iglesia de Maria Magdalena.

Me he metido en un Lidl, otro de esos lugares en los que te sientes como en casa, hasta los precios son los mismos. He comprado unas almendras por dos euros que ayer me pedían casi ocho en la tiendecita de Le Val.

Luego ya he ido flojeando, pero las nubes que me esperaban y el recuerdo de la granizada de ayer me daban ánimos.

Sigo por zonas de viñas, muchas. Y Chateaux, bodegas. Y el resto bosque. Casi todo el tiempo hacia el oeste, fácil de saberlo, la sombra delante.

Estoy en Pourrières, según leo, le viene el nombre de campo podrido. En el año 102 hubo aquí una batalla que ganaron los romanos, en la que hubo tantos muertos que al día siguiente esto olía peor que el calcetín de un peregrino, y de ahí el nombre. Hay otras versiones.

Pero aparte del nombre, ¡qué pueblos hay por el mundo!, cuatro mil ochocientos setenta y siete habitantes y solo un bar en el que solo se bebe. Nada de comer.

Un pueblo decente, como es Salillas de Jalón, tiene dos bares donde se puede comer y beber, tiendas, piscina,… y todos los lujos que necesita una persona humana. Y solo con trescientos cincuenta habitantes censados.

Añoro los torreznos de José Fran y los carajillos del Golden.

El caso es que en este bar en el que estoy, ‘el Bar du Var’, se llama, tengo que pasar cinco horas. El pater Christophe no llegará hasta las siete de la tarde. Aún tengo las almendras del Lidl y distraeré el hambre.

Vueltecita por Pourrières, poco que ver. Pero encuentro unas tiendas. Barra de pan y lata de sardinas. Con eso pasaré. Hoy ya me he puesto el cinturón en el penúltimo agujero. Cuando llegue al ultimo serán siete kilos menos. Que sea ya en España a poder ser.

Otra cerveza esperando en el bar. Cuando venga el pater, me ducho y a la cama, que ya me quedo dormido en la mesita del bar.

Con la mochila al lado solo falta en mi atrezo un tetra de Don Simón y si pasara gente pondría el sombrero pero esto está más muerto que los del 102.

Antes de la hora fijada me acerco al presbytère y hay suerte, ya ha llegado Cristopher, nos saludamos, el no habla español, yo no hablo francés (todavía). Me enseña mi espacio, y me dice que a las siete y media baje a cenar con él.

La comida muy rica, trigo sarraceno (la primera vez que como de eso), con un guiso de carne, luego quesos y embutidos que se los traen de Polonia.

La conversación algo escasa, pero yo notaba que le daba muchas vueltas a lo de que yo era de Zaragoza. De vez en cuando volvía a preguntar, ¿Saragosse?.

Su vecina, es de Zaragoza, la ha telefoneado y hemos estado buen rato hablando, que yo ya lo necesitaba. Mari Paz, de Zaragoza, de Tenor Fleta, con acento maño. Y pariente de uno de mis jefes en Balay. El mundo es un pañuelo.

También nos ha hecho de intérprete y así le he podido decir al padre que me marcharía sin desayunar, que me gustaría ver la iglesia y que me reservara en Aix-en-Provence.

Saint Trophime

Pues todo solucionado. Mañana a la Parroquia de Oblats a partir de las cuatro y media de la tarde.

Escribo, subo fotos, publico y a dormir.

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook57Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Día 41 – Pourrières

  1. Angel Arnas dijo:

    Jajaja…..es que bares como en nuestra tierra no hay en ningún sitio…que casualidad encontrarte alguien de zaragoza tan lejos y que un poco más y casi es tu jefe de balay…..cuida con la dieta que llevas que como te sigas pretendo el cinturón te se va a quedar cintura de avispa….animo y adelante

  2. JOSE ANTONIO SERRANO dijo:

    Mañico, pero que te vas a quedar hecho un chaval si sigues perdiendo kilos, luego ya sabes a ganarlos, cuando llegues a los garitos del pirineo, el ternasquico, las cazuelas de guiso, el vinorro, jaja.
    Lo de hablar con Mari Paz, supongo que los pelos como escarpias al poder hablar con el idioma maño por alla, supongo que te habrás esbozado una sonrisa de oreja a oreja, mas de la que tienes habitualmente.
    Bueno un día menos o un dia mas, como tu quieras y a ver si te dan a probar algo de esos viñedos que vas pasando.Animo Antuan.

  3. M.luz dijo:

    ” Estoy lejos de mi tierra cuando oigo a M.paz de la alegría k siento…….” bueno paicee k ya estás “al’adico” Antonio vas a venir hecho un figurin pero cuida ese cuerpo top…un abrazo

  4. Elías dijo:

    Eres un crack Antonio. Con tus explicaciones vamos haciendo, también, el camino. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *