Día 12 – Roma

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook102Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

#RomaSantiago2017

31/05/2017 Mercoledi

La Storta – Roma (bus)

Ayer por la noche, después de publicar la crónica diaria, me despedí de Antonella, Andreas, Jim y la pareja de holandeses, que se han ido sin que llegara a aprenderme su nombre. Por lo menos, nos tomamos un selfie para recordar.

La primera con Enrique, Jim y Andreas y la segunda con Andreas y los dos amigos holandeses.

Hemos acudido a la estación de tren de la Storta, hay muchas entradas y salidas a Roma. Apenas esperamos diez minutos y ya estamos en uno. Como sardinas en lata, a pesar de sus dos alturas. Es una hora punta. Chicos a los colegios, trabajadores a sus trabajos. Con las mochilas hacemos de tapón.

Los paneles informativos nos indican cual es la próxima parada. Decidimos bajar en Roma – San Pietro, que es la que mejor nos queda.

Como el nombre de la estación indica, esta muy cerca de la plaza de San Pedro. Desayunamos y vamos a la plaza, hoy es miércoles y los miércoles, el Papa, sale a saludar y decir cuatro cosas a los fieles.

Tras un control policial, en el que tengo que dejar el kit, de cuchillo, cuchara y tenedor, nos dejan pasar al recinto de la plaza.

Hay varios niveles, lo mas cercanos casi junto al palio que da sombra al Papa, con acreditación. Nosotros, bastante alejados, solo podemos ver al Papa en las teles de plasma, como los españoles a Rajoy.

Tras un ratico de bendiciones nos vamos a recuperar el cuchillo y a localizar la Oficina de la Opera Romana, donde nos sellan y nos entregan el Testimonium.

Y a dejar las mochilas. El hotel está en un quinto piso sin ascensor, cien escalones. No está mal. Habitación grande con cama grande y cama pequeña, baño. Cocina con cafetera.

Regresamos a la plaza de san Pedro con intención de entrar en la basílica. Intención compartida por varios miles de personas que hacen fila ancha bajo un sol de justicia. No aguantamos mucho al sol y lo dejamos para otro día.

Con Antonio de Granada

Nos topamos, o él se topa con nosotros con un vendedor de visitas guiadas, Antonio, de Granada. Por llamarse Antonio nos decidimos a comprar dos visitas, una para cada uno, al Vaticano con entrada a los Museos Vaticanos y a la Basílica de San Pedro. Son 50 € de vellón, pero venir hasta aquí para no ver eso, es tontería.

Vamos a comer, no a donde nos recomienda Antonio, que esta muy lejos, sino a un Ristorante que tiene una bandera de España en la puerta. No os lo creereis pero pedimos ensalada y pizza.

Un cuarto de hora antes de la hora de salida y estábamos esperando al guía. Valentina se llamaba, romana de Roma.

La seguimos de un lado a otro mientras nos explica cosas. La entrada a los museos aun queda lejos y hay que cruzar varias calles con mucho trafico.

Y una vez dentro, un trafico interno, un gentío, un guirigay,… todos los idiomas, todos los colores de piel, todos los atuendos regionales o nacionales. Bueno, para verlo.

Con aparatito de radio para oír a la guía te aislas del resto y te vas enterando,… hasta un momento x en el que igual te da que te digan Trajano, que Adriano, que Domenico Mondugno.

Foto aquí, foto allá, y otra toma desde otro lado que se ve mejor. La Capilla Sixtina, maja, si. Dolor de cuello de mirar para arriba. Yo pensaba que sería más grande. En la Sixtina no fotos que son capaces de borrarme todas las fotos que llevo y hacerme repetir viaje.

A la puerta de la basílica nos abandona la guía, ya ha terminado con nosotros.

Buscamos la Sacristía donde se da otro de los Testimonium, pero resulta que es el mismo diseño.

La Pietà

Mas fotos, tumba del Papa tal, tumba del Papa cual, tumba de San Pedro, cuerpo incorrupto de Juan XXIII, expuesto en vitrina. Salimos de la Basílica y del Vaticano.

Y a continuar la visita a Roma. Solo dos sitios, Fontana di Trevi y Plaza de España, con escalinata.

Regreso en metropolitano a Octaviano que es la parada mas cercana al hotel.

Desde el hotel, por la noche

Cena y a la cama. Demasiado cansado para escribir, que el turismo también agota.

¡Comparte, por favor! Gracias...
Share on Facebook102Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Esta entrada fue publicada en Roma - Santiago 2017. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Día 12 – Roma

  1. María jesus dijo:

    Bueno amigo, ya todo bien por lo que parece, me alegro,

  2. Laura Ortego Domingo dijo:

    Hola Antuan primero como tienes los pies después la visita realizada a Roma y como lo as explicado es como si la hubiéramos echo nosotros espero que sigas así y nos des estos ratos tan buenos que tengas buen camino

  3. Nati dijo:

    La vida de turista es agotadora eh?? Jajaja!! Como mañana te nos quejes del pie….ni caso te haré. Es broma 😝. Solo espero q te vaya todo bien Antonio, que sigas con ilusión y disfrutes de todo. Tus fotos muy guapas…me traen recuerdos vividos hace unos añitos…..Cuídate, un abrazo.🙅

  4. Salvador Serra dijo:

    Buenos días Antonio Roma es bonita la mires por donde la mires yo también tuve que ver al Papa desde la barrera ya que las influencias de Peregrino aquí no sirven.
    Espero que hoy tengas el pues un poco mejor para poder seguir mañana con tu visita turística
    Un abrazo ULREIA

  5. Laura dijo:

    Visitando el Vaticano te has hecho etapa del Camino de Santiago seguro jaja. Que tal va ese pie y el descanso??? Mucho ánimo que ya estás en Roma!!!!

  6. Antonio Hernández dijo:

    Hola Antuan, seguro que con esta etapa sin andar por caminos tu pie mejora, vaya etapa de turismo, pero la ocasión y la ciudad lo merecen, como tu dices, llegar hasta allí y no verlo, es tontería. Todos mis mejores deseos para que tu pie se cure y puedas seguir camino y deleitarnos a todos con tus relatos y ese humor somardon que te caracteriza. Mucho ánimo y buen camino.

  7. JESUS ANGEL BERNAD dijo:

    Esta visita turística por Roma seguro que te ha hecho olvidar un poco el dolor del pie y si te hubiera dado la mano Francisco ¡¡ casi nada !!. Eso de ver las obras de Miguel Angel en vivo, no es igual que verlas en fotos. Animo y adelante.

  8. Teresa dijo:

    Hola maño, que tal va tu pie? deseo esté mejor, cuanta envidia me das Antoñico de mi alma, espero algun dia poder hacerlo o al menos visitar Roma, besicos

  9. Antonella dijo:

    Ciao Antonio, mi dispiace non averti salutato quella mattina, ma voi stavate dormendo e io dovevo arrivare presto a Roma per incontrare un’amica. Sono felice di vedere che il tuo cammino prosegue. Un caro saluto a te e a Enrique.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *